El 'top five' de los países más cafeteros

 

fecha post 02/02/18

El consumo de café es tendencia en todo el mundo, incluso en mercados emergentes como China o Taiwán, asociados en el imaginario occidental al consumo del té. Pero obviamente hay algunos más 'coffee lovers' que otros y ciudades dentro de éstos en los que el consumo de un espresso es algo más que un ritual. Si adoras el buen café como nosotros, tal vez te interese conocer algunas curiosidades de tus congéneres de otros países.

Estados Unidos es el país que más café compra, pero no el que más consume. Desde hace años, es el número uno en importaciones de café, con unos 1.600 millones de kilos por año. Le sigue por este orden Alemania (1.200 millones), y a mucha distancia, Italia, Japón y Francia, todos con volúmenes que rondan los 500 millones de kilos.

Los finlandeses, en cabeza

En consumo por persona, el líder indiscutible es Finlandia, con una media de 10 kilos de café tostado per cápita, según los datos de la Organización Internacional del Café (ICO, por sus siglas en inglés). Esto supone que cada finlandés consume más de 3 tazas al día, muy por delante de sus vecinos de la península escandinava, que le acompañan en el ‘top five’ de mayores consumidores. Finlandia es además un mercado 100% especialista; les gusta el café de especialidad y su primer proveedor es Brasil.

Lo más característico del café finlandés es su tueste, de los más ligeros del mundo. Es un producto que tradicionalmente se asocia al consumo doméstico aunque cada vez hay más coffee bars, especialmente en las ciudades, que se unen a los locales tradicionales. El café que sirven todos es de muy buena calidad y ofrecen blends y orígenes individuales preparados sobre todo en cafetera de filtro. A los finlandeses les gusta el café (Kahvi) con unas gotas de crema de leche o nata líquida.

Noruega, el imperio de la calidad

Noruega es el número dos del podio. El consumo de café allí roza los 10 kilos por persona y año y Brasil también es su primer proveedor. Como a sus vecinos fineses, les gusta el café de filtro, pero a diferencia de ellos su consumo ha estado tradicionalmente asociado al ámbito doméstico.

La Asociación Noruega del Café lanzó un programa de promoción de la calidad del café y ya desde la década de los sesenta la industria del café acepta someter sus procesos a controles de calidad. Es por esto que no sólo son de los países que mejor café compran sino que sus profesionales son de los más reconocidos; cumplen estrictos estándares sobre el punto de molienda y la cantidad de cafeína que debe llevar cada preparación.

Como sus ‘hermanos’ nórdicos, Islandia es un homenaje al café de especialidad, el que por norma sirven los bares de la isla. Nuestra bebida favorita se toma a todas horas y en los más variados establecimientos, incluidos los bancos y supermercados, donde es gratis. Es el tercer país con mayor consumo per cápita, con 9 kilos por persona y año.

Islandia ha aprovechado su pasión por el café para hacer de él un activo turístico más. Sus cafeterías son más de espresso pero ofrecen a sus clientes preparaciones en diversas cafeteras, incluidas las V-60 y el sifón. Entre los mayores triunfa el café de puchero, que se paga una sola vez independientemente del número de tazas que consumas.

Suecia es también un país muy cafetero, con un consumo anual medio de 8,8 kilos de café por persona, según la ICO, casi empatado con Dinamarca (8,7 kilos per cápita). De hecho, allí la pausa para el café en el trabajo tiene un nombre, Fika, y la bebida está asociada al consumo de un dulce, como ya te contamos en nuestro blog. Como en el resto de Escandinavia, el café estuvo ligado tradicionalmente al hogar y al trabajo, pero hace décadas que se ha extendido a los bares.

Los lattepapa’s suecos

Las facilidades para disfrutar de una baja de paternidad ha generado un fenómeno de exaltación de la paternidad; jóvenes padres que llevan a sus hijos al parque y al café, lo que ha dado a los establecimientos el apelativo de lattepapa’s.

Dinamarca es la quinta potencia de ciudadanos cafeteros. Su consumo, como en Escandinavia, se produce durante todo el día, y también, como en Suecia, tiene un nombre asociado, el hygge: El café es un elemento más de este concepto danés que se asocia a crear un ambiente relajado y cómodo en el trabajo. Los daneses también son de los que acompañan el café de media mañana con dulces y tras la cafetera de filtro, su favorita es la de émbolo. La Asociación Danesa del Café ha creado una oficina de información sobre el producto para darlo a conocer y popularizarlo.

Si estos son los países más ‘coffee lovers’, ¿qué ocurre en España? El consumo per cápita aquí es de unos 4,5 kilos al año; es decir, exactamente la mitad de lo que bebe de media un islandés y un poco más que un estadounidense (4,9 kilos). Los italianos, que tanto han popularizado el espresso, toman algo  más, 5,9 kilos por persona y año.

Fuentes: ICO y Forum Cultural del Café.

Compartir

© Cafés Candelas S.L., 2013

Rúa dos Transportes, 7. Polígono de O Ceao. 27003 Lugo (LUGO) Tel: +34 902 996 500 / info@cafescandelas.com

SOMOS
CANDELAS

Somos sabor, somos aroma, somos tradición. Somos café.

cafescandelas.com
BOLETÍN
CANDELAS

La manera más fácil y cómoda de comprar todos los productos.

Regístrate y benefíciate de nuestras promociones especiales.