USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, así como mostrarle, desde nuestro sitio web o los de terceros, publicidad basada en el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR

Cinco ideas de recetas para un desayuno especial

 

fecha post 12/03/18

Como habrás escuchado decenas de veces, el desayuno es una de las comidas más importantes del día; nos carga las pilas para afrontar la jornada con energía. Pero muy a menudo tenemos poco tiempo para pararnos a comer con calma y quizás también por eso, preparar un desayuno especial es uno de los mejores detalles para sorprender a quien más quieres.


Además de un café Candelas ;) para un buen desayuno, hay casi tantas fórmulas como tipos de personas, en función de si es de gustos dulces o salados o si prefiere la fruta fresca, en zumo o la mermelada. Por eso queremos ofrecerte diversas posibilidades para combinar con tu bebida favorita y darte (o darle) un homenaje para un buen despertar.


Ahora que se acerca el Día del Padre y, a no mucho tardar, llegará el Día de la Madre, es un buen momento para aprender a impresionarles con algo rico para comer y, como siempre intentamos, sencillo y accesible. Aquí te dejamos cinco ideas de recetas para un desayuno especial.
Si nuestro invitado es de los que le gusta lo clásico y dulce, podemos sorprenderle con unos mini croissants caseros.


Sólo necesitarás una placa de masa de hojaldre que encontrarás en cualquier supermercado. Es importante que sea de mantequilla. También un poco de miel o un huevo batido y un pincel para repostería.


Corta la placa en triángulos pequeños; si es rectangular, puedes orientar la pieza como si fuese un folio para escribir y hacer tres cortes de izquierda a derecha para obtener tres tiras iguales. Luego dibuja en cada una dos triángulos de forma que obtengas un total de 15 piezas similares. Cuantos más triángulos hagas, más pequeños serán los croissants.  Si quieres, puedes rellenarlos de crema de chocolate. Sólo tendrás que colocar una bola en la parte más ancha del triángulo.


Enrolla cada triángulo desde esa parte más ancha de forma que el vértice de la pieza quede en la parte frontal y dobla un poco las esquinas para darle forma de croissant. Pinta cada pieza con un poco de miel o huevo batido y hornéalos a unos 180 grados durante 15 minutos.


Si buscas un desayuno en familia, también puedes optar por unas magdalenas caseras, no te llevarán más de veinte minutos. Necesitarás: 200 grs. de harina de repostería; 125 grs. de azúcar; 3 huevos; 50 ml. de leche; 100 ml. de aceite de oliva virgen extra suave, medio sobre de levadura y, si deseas darle un toque a limón, la ralladura de un limón. Te harán falta además moldes de papel rizado o silicona para magdalenas.


Usa un recipiente grande y bate los huevos con ayuda de unas varillas, dándoles aire. Si quieres usar limón, añade la ralladura a los huevos. Vierte poco a poco el azúcar sin dejar de batir; repite el proceso con el aceite, la leche y la harina, para terminar con la levadura. Introduce la mezcla en el frigorífico y mientras coloca los moldes sobre la bandeja del horno. Deberían salirte unas 20 magdalenas.

Saca la mezcla de la nevera y vuelve a batirla un poco. Introdúcela en una manga pastelera de boca ancha y llena tres cuartas partes de cada molde. Mete la bandeja al horno previamente precalentado y deja cocer las magdalenas unos 15 minutos a 200 grados. Estarán listas cuando hayan cogido bien su forma y estén doradas.


Si prefieres optar por un desayuno salado y saludable, nada como una energética tostada de tomate y aceite de oliva. Necesitarás pan, a ser posible de hogaza, aunque sea del día anterior. Un tomate pera maduro, aceite de oliva virgen extra y un poco de sal.


Tuesta el pan y, mientras para sacarle el mayor partido al tomate, rállalo desde la punta por la parte del rallador más gruesa. Este sencillo proceso te permitirá sacarle todo el jugo al tomate y desechar la piel. Añade una pizca de sal y un chorrito de aceite y remueve la mezcla, lista para untarla sobre el pan.
Si quieres añadir algo de proteína, puedes acompañarlo con jamón serrano, queso o incluso salmón ahumado. Ya estás más cerca de un brunch que de un desayuno, pero ¡Un día es un día!


Si prefieres preparar un desayuno proteínico y energético en una sola pieza, puedes preparar una tostada con huevo. Necesitarás pan, un huevo batido y una gota de aceite. El proceso empieza como la anterior propuesta, tostando una o dos rebanadas de pan. A continuación, reboza la tostada en el huevo batido y vuelve a tostarla en una plancha o sartén con una gota de aceite. Esta tostada es suficientemente consistente, pero también admite cualquier ingrediente adicional.


Si a quien quieres sorprender prefiere los desayunos saludables, vitamínicos y de beber, atrévete con un batido o smoothie de plátano y fresas. Necesitarás una batidora de vaso, un plátano, una taza de fresas, una naranja, medio yogur de vainilla o natural, un vaso de leche y una cucharadita de miel. Mezcla todos los ingredientes en la batidora y elige la función batidos para convertirlos en una bebida saludable y energética.


Como ves, meterse en la cocina y regalar una experiencia deliciosa no requiere demasiado tiempo. Si quieres sorprender a quien más quieres en Candelas tienes la base para un buen desayuno: una amplia selección de los mejores cafés y tés. 

Compartir

Todos los post
Últimos comentarios
Últimos tweets
Facebook

© Cafés Candelas S.L., 2013

Rúa dos Transportes, 7. Polígono de O Ceao. 27003 Lugo (LUGO) Tel: +34 902 996 500 / info@cafescandelas.com

SOMOS
CANDELAS

Somos sabor, somos aroma, somos tradición. Somos café.

cafescandelas.com
BOLETÍN
CANDELAS

La manera más fácil y cómoda de comprar todos los productos.

Regístrate y benefíciate de nuestras promociones especiales.