Cómo hacer disfraces de carnaval con sacos de café

 

fecha post 12/02/18

Como sabrás en Cafés Candelas somos muy fans de los sacos de café. La resistencia del yute, material del que están hechos, y su belleza, con colores vivos, los convierten en nuestro material favorito para reciclar y fabricar con él libretas, cojines o lámparas, como puedes ver en nuestra sección de Ecodesign.
El yute es sin embargo un material muy versátil, permite casi todo tipo de usos, así que si todavía no tienes todo a punto para disfrutar de los carnavales y te toca improvisar, aquí te dejamos unas cuantas ideas para hacerte un disfraz con sacos de café en pocos y sencillos pasos. Todos ellos te permiten además abrigarte bien debajo.

Disfraz de Indio o india

Ésta es una idea muy socorrida y por eso habrás visto cientos de indios e indias en todas las fiestas de disfraces y desfiles de tu vida. Hacerlo más o menos vistoso, y por lo tanto complicado, depende de la pericia de cada uno con las manualidades o la costura, y del tiempo que tengamos.
Nosotros apostamos por la versión más sencilla, por si quieres convertir la elaboración del disfraz en un ejercicio de manualidades para niños.
Para hacer tu disfraz necesitarás:

-Al menos dos sacos de café por persona.

-Una cinta o diadema elástica básica para el pelo.

-Un metro de cuerda por persona.

-Un metro de goma para costura.

-Medio metro de tela marrón (vale felpa, fieltro o incluso una camiseta vieja).

-Tijeras, aguja gruesa e hilo consistente o de cordel.

-Pegamento para textil y un rotulador grueso o una tiza.

Cómo elaborar tu disfraz

Coge el saco por el fondo y dibuja una media luna en la parte central con la tiza o el rotulador para hacer la abertura de la cabeza. Puedes utilizar una prenda de la persona que vaya a usar el disfraz como referencia, pero si es una camiseta, ten en cuenta que el yute no es tan elástico como el algodón y necesitarás un hueco mayor.

A continuación, dibuja otras dos aberturas para los brazos en las esquinas del fondo del saco. La forma que debe quedar en el cuello y los hombros es la de una camiseta de asas. Corta las aberturas con la tijera. Si lo deseas, puedes rematar la tela cortada con aguja e hilo para que no se deshilache.

La estructura del disfraz ya está hecha. Sólo tendrías que darle la vuelta al saco para, esta vez sí, ocultar la colorida estampación.

Si el disfraz es para un niño, quizás quede muy holgado porque los sacos de café tienen entre 60 y 70 centímetros de ancho. Puedes recortar un poco la silueta en lugar de aprovechar las costuras del saco y rematarlo por los lados, bien con aguja e hilo o con pegamento para tela. Si trabajas con grupos de niños, habrás utilizado con frecuencia una grapadora grande para rematar. Es la opción rápida; al darle la vuelta al saco, no se aprecia.

Disfraz para chico

Si el disfraz es para un adulto, un solo saco puede ser insuficiente, aunque por debajo lleves leggins, medias de lana o cualquier otro prenda de abrigo. Para el disfraz de india, puedes utilizar la mitad de otro saco y pegarlo o coserlo a la estructura anterior para alargar el vestido. Si quieres hacer la versión masculina, puedes hacer un pantalón.

Para ello, toma el saco por el fondo. Ahí estará la cintura del pantalón. Usa una prenda del destinatario del disfraz como referencia y dibuja la forma del pantalón en el saco con ayuda del rotulador o la tiza.
Corta por las líneas y une las dos perneras con una costura, o pegamento para textil, o de nuevo, con grapas. Adapta la altura de las piernas a tus necesidades.

Para hacer la cintura, usa la goma de costura. Marca un dobladillo en el fondo del saco que habías cortado e introduce la goma a modo de cinturón. Puedes coser juntos el dobladillo de yute y la goma o usar pegamento para textil para cerrar el dobladillo y atar la goma con un nudo. La cintura no se verá.

No te pierdas con los accesorios

El disfraz básico está listo, sólo necesitas los accesorios, que en su mayoría puedes hacer con las piezas sobrantes del segundo saco.

Usa un trozo de tela de saco rectangular para pegársela a la diadema o cinta elástica para colocártela como una banda en la cabeza. Como zapatos te recomendamos unas botas altas que podrás recubrir con la tela de saco o fieltro marrón si no son de ante. También, si no hace frío, puedes optar por unos mocasines de ante o tejido de aspecto similar.

Con la tela de algodón marrón, haz tiras de flecos con ayuda de las tijeras para colocarlas en la falda y el cuello de la túnica, el bajo los pantalones e incluso como brazaletes de los tobillos si llevas mocasines o para adornar la caña de las botas. Por último, átate la cuerda en la cintura de la túnica como cinturón. Puedes añadir como adornos abalorios, plumas para la banda de la cabeza o una peluca de indio.


Disfraz de espantapájaros

Para elaborar este disfraz, tienes que seguir prácticamente los mismos pasos que para el de indio con algunas variaciones que te explicamos a continuación. Necesitarás:

-Dos sacos de café por persona.

-Tijeras, aguja gruesa e hilo consistente o de cuerda o pegamento para textil, un rotulador o una tiza.

-Un sombrero de paja.

-Tiras de paja o trozos de cuerda de 10 centímetros de largo.

Antes de nada, debes darle la vuelta al saco porque en este caso puede verse el estampado y así puedes evitarte añadirle remiendos al disfraz.

El procedimiento para la parte de arriba es similar a la del disfraz de india. En este caso te aconsejamos que en lugar de una camiseta de asas, dibujes una camiseta de manga corta y cosas o pegues la tela por sus aberturas laterales. Si el disfraz es para un niño, es posible que puedas hacer una camiseta de manga larga con el mismo procedimiento.

Para el pantalón, sigue los pasos que te explicamos en el disfraz de indio y corta la altura de la camiseta y el pantalón al gusto del usuario. Para rematar el disfraz, pega las tiras de paja o las tiras de cuerda en los bajos de la camiseta y del pantalón y en las mangas.

Disfraz de cromañón

Con ayuda de una barba y una peluca, quizás sea de los más sencillos de hacer. Sólo necesitas un saco de café y abrir en el fondo de saco una abertura para la cabeza, como te explicamos en el disfraz de indio, y dos para los brazos a ambos extremos.
También puedes usar como accesorio unas botas altas y recubrirlas con tela de saco o con una que imite pelo de animal.

Disfraz de saco de café

Sin duda, es el más fácil. A diferencia de los anteriores, tienes que usar la abertura del saco para la cabeza. Necesitarás:

-Un saco de café.

-Pintura para la cara negra.

-Un trozo de cuerda de unos 40 centímetros de largo.

-Un pañuelo vistoso.

-Material de relleno.

-Medias negras de lana gruesas o leggins.

Corta dos aberturas en la parte del fondo del saco para meter las piernas y otras dos aberturas laterales para los brazos. Rellena el saco para darle forma, bien con bolas de papel, plástico o incluso relleno de cojín, que te permitirá abrigarte más.

Cierra la boca del saco en torno a tu cuello con la cuerda. Para completar el disfraz y hacerlo más vistoso, píntate la cara de negro y átate un pañuelo a la cabeza.
Quizás los carnavales sean la fiesta más diversa de España, ya que a lo largo y ancho de toda su geografía existen muy distintas propuestas de celebración con un único objetivo: disfrutar del sentido del humor. Si eres un fan de estas fiestas, ya no tienes excusa: improvisa un disfraz y sal a divertirte.
 

Compartir

blog comments powered by Disqus

© Cafés Candelas S.L., 2013

Rúa dos Transportes, 7. Polígono de O Ceao. 27003 Lugo (LUGO) Tel: +34 902 996 500 / info@cafescandelas.com

SOMOS
CANDELAS

Somos sabor, somos aroma, somos tradición. Somos café.

cafescandelas.com
BOLETÍN
CANDELAS

La manera más fácil y cómoda de comprar todos los productos.

Regístrate y benefíciate de nuestras promociones especiales.