USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, así como mostrarle, desde nuestro sitio web o los de terceros, publicidad basada en el análisis de sus hábitos de navegación.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Aceptar

Candelas y La Cinematográfica impulsan el primer museo online de cine autobiográfico

El MOCA, Museo Online de Cine Autobiográfico se ha presentado esta mañana en la Filmoteca Española y ya está disponible en la red con la I Muestra de Cine Autobiográfico: Toronto en primera persona, que comienza con la exhibición del trabajo del cineasta canadiense Rick Hancox. 

 

 

El MOCA es el primer museo virtual de este tipo en el ámbito hispano y nace de la colaboración entre La Cinematográfica, organización dedicada a la gestión cultural en torno al cine, y la empresa Cafés Candelas, que continúa así su apuesta por impulsar la creación y las artes audiovisuales. En la rueda de prensa celebrada esta mañana representantes de las dos entidades explicaron que los objetivos del proyecto son “poner en valor el cine como medio para contar historias personales y en concreto el celuloide como soporte atemporal en el que guardar los recuerdos de los momentos más íntimos como algo verdaderamente especial y singular, en tiempos en los que la imagen en primera persona ocupa todo el espectro digital y las redes sociales”.

 

El proyecto MOCA cuenta con 4 patas fundamentales: las exposiciones, organizadas en muestras anuales, la colección propia de cine doméstico, dos becas anuales de producción de obra cinematográfica autobiográfica, y unas jornadas en las que reflexionar sobre este fenómeno artístico, cada vez de mayor actualidad. 

 

Estrenando el apartado de exposiciones, la I Muestra de Cine Autobiográfico traerá este año al MOCA una veintena de películas personales de doce autores alineados con el cine experimental, vinculados a la comunidad de Toronto, que cuentan en primera personas historias que tienen que ver con la identidad, la memoria, el viaje… muchos desde esa diáspora que conforma Canadá como país de acogida. La muestra está comisariada por la investigadora y cineasta Xisela Franco

 

El primero de estos creadores es Rick Hancox (Toronto, 1946), un autor que lleva tres décadas haciendo cine en primera persona y es uno de los máximos representantes de este cine en su país natal. Dos de sus trabajos más importantes, House Movie y Waterwork, estarán disponibles para su visionado gratuito en el MOCA hasta el 1 de febrero. En las semanas sucesivas y hasta el mes de junio se irán publicando obras de otros cineastas canadienses como Phil Hoffman, Mike Hoolboom o Francis Duran. 

 

 

Colección MOCA: más de 15.000 metros de películas domésticas digitalizadas

En palabras de sus creadores, la misión de MOCA es ”visibilizar el valor de historias personales en Super8 de gente anónima, y crear, además, una plataforma de exhibición para divulgar la obra de tantos cineastas que han trabajado con la historia familiar o personal, en cualquier soporte, en aquello que ha se ha venido en llamar cine autobiográfico, autorreferencial o cine en primera persona”. El proyecto es un paso más en el trabajo de valorización del cine doméstico que venía haciendo La Cinematográfica con apoyo de Candelas, desde hace 5 años, en los que han podido digitalizar más de 15.000 metros de película doméstica que, poco a poco, se irán colgando en el museo virtual. 

 

Además, explican, el MOCA tiene por objetivo buscar y digitalizar dos colecciones por año para seguir trabajando sobre el patrimonio audiovisual que representa el cine doméstico. En el lanzamiento del proyecto podemos acceder a través de la web a colecciones particulares ya donadas que recogen momentos familiares como bautizos, comuniones, excursiones o vacaciones en la playa. 

 

Becas de creación y jornadas en torno al cine autobiográfico

A nivel internacional el cine autobiográfico es una línea de trabajo muy actual, tanto en la creación como en el ámbito académico. Y más en un presente donde proliferan las escrituras del yo gracias a la revolución digital, internet y el teléfono. Por ello los impulsores del MOCA creen necesario también “fomentar el debate y la investigación mediante unas jornadas que reflexionen en torno a las formas audiovisuales autobiográficas”, y que se celebrarán en el primer semestre del año. 

 

Además consideran que “el apoyo a la producción es esencial”, por esto el proyecto se completa con la puesta en marcha de dos becas de creación que permitirán a artistas llevar a cabo proyectos cinematográficos en esta línea autobiográfica. Las becas se convocarán en el mes de febrero, con el objetivo de que las obras creadas se puedan exhibir en el MOCA a final de año. 

 

Por último, los responsables del MOCA aspiran a establecer red con otras organizaciones culturales, asociaciones, festivales, filmotecas, que quieren implicarse en la preservación y divulgación del cine doméstico y autobiográfico, “cada vez más presente en una cultura donde lo pequeño y personal gana la partida a los discursos grandes y oficiales”.