USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, así como mostrarle, desde nuestro sitio web o los de terceros, publicidad basada en el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR

Candelas apoya al Archivo Gallego de Cine Doméstico

archivo cine domestico

Preservar la memoria de una generación, fue presentación suficiente para enamorarnos de este proyecto a primera vista. Será por los más de 44 años de historia de Cafés Candelas, o por su vinculación con nuestra Comunidad, que nos embarcamos junto a la Agrupación Cinematográfica Galega en esta aventura de recuperar las películas domésticas como documentos únicos que narran la historia de una generación.

 


El Archivo Gallego de Cine Doméstico, una iniciativa que tiene como objetivo preservar estos documentos gráficos en formato digital para evitar su deterioro y ponerlos al alcance del público en general, ya contaba con un cuarto de revelado y material de grabación. Lo único que les faltaba era un aparato para realizar la transición hacia el digital. Cafés Candelas será el encargado de proporcionar el equipo necesario para llevar a cabo la digitalización de las películas domésticas.


Para una empresa familiar como Cafés Candelas, con la segunda generación al frente, esta iniciativa es especialmente interesante no solo por alcance cultural y sentimental, si no que además brinda la oportunidad de dar visibilidad a la historia de muchos gallegos que grabaron parte de sus recuerdos con el fin de preservarlos intactos. Muchos de ellos enmarcados en el contexto de la emigración, con el que nos sentimos especialmente identificados, ya que la historia de Candelas tiene su origen fuera de tierras gallegas.


El celuloide es un material que se deteriora con el tiempo, por esa razón desde Cafés Candelas y la Agrupación Cinematográfica Galega  animamos a todos aquellos que tengan vídeos de este tipo a pasarlos a formato digital, para que no se estropeen y puedan visionarlas para siempre, colaborando a las vez a preservar la memoria de una generación.